Proyectos de Vivienda Nueva 

DISFRUTAR DE LA TRANQUILIDAD

TÍTULO:

DISFRUTAR DE LA TRANQUILIDAD

localización:

AURITZ-BURGUETE. NAVARRA (CP: 31640)

tipo de obra:

VIVIENDA UNIFAMILIAR

superficie:

315m2

IDEA PRINCIPAL DEL PROYECTO:

VIVIENDA NUEVA UNIFAMILIAR

En una parcela en el límite de la zona urbana, rodeada de naturaleza, los clientes nos hicieron el encargo de proyectar una vivienda en la que pudiesen disfrutar de largas estancias disfrutando de la tranquilidad del lugar y del paisaje.
Una vez analizadas las limitaciones marcadas por la normativa urbanística, y estudiado el terreno, lo primero que fijamos fue la ubicación de la futura vivienda. Aprovecharíamos el desnivel del terreno para asentar el edificio de manera que desde el punto de acceso a la parcela, a unos 25 metros de distancia, el volumen se vería con una planta menos de altura dejando la planta de semisótano contra terreno, y así la presencia de la vivienda en el lugar tendría un menor impacto visual.
La planta baja, o principal, tendría el acceso a través de un amplio porche y en ella se situaría la cocina, el estar-comedor y el dormitorio principal con baño incorporado. La planta bajo-cubierta albergaría otros dos dormitorios y un baño para invitados, y al ocupar menos superficie que la planta baja el estar-comedor tendría una doble altura dejando ver la cubierta de madera. La planta de semisótano anclada en el terreno como un gran basamento de la vivienda, sería para garaje, cuarto de instalaciones, almacén y un baño.
Para favorecer la continuidad visual del espacio se planteó abrir huecos que comunicasen la planta bajo-cubierta con la planta baja de manera que se apreciasen los dos planos de la cubierta de madera, consiguiendo dar una mayor amplitud al interior y una mayor interrelación de las estancias.
En el estar-comedor se instalaron unas grandes ventanas corridas de lado a lado de la fachada permitiendo que el paisaje tomase un gran protagonismo, y en los dormitorios los huecos se abrieron hacia los laterales dando una mayor privacidad y focalizando las vistas.
En definitiva, partiendo de una sencilla volumetría de planta rectangular y cubierta a dos aguas, la vivienda ofrece algo singular y personal en su interior donde poder disfrutar del entorno y de la tranquilidad.
VALORACIÓN DEL CLIENTE – RESULTADO DE LA OBRA:
La ilusión por parte de los clientes y la confianza que en nosotros depositaron fueron sin duda los dos aspectos que hicieron especial a este proyecto. El camino recorrido hasta el momento de poder estar sentados en el porche y en el salón viendo el paisaje, fue un proceso muy satisfactorio para todos.
Las técnicas constructivas y materiales fueron los habituales de la zona: hormigón armado en muros, pilares, vigas y forjados; fachadas de doble hoja de ladrillo con aislamiento, revestidas de piedra o enfoscadas; cubierta de madera con aislamiento y teja cerámica; carpintería en imitación madera con bajo mantenimiento; suelos en exteriores y cuartos húmedos en gres, y resto en madera; etc. En resumen, una construcción tradicional, pero prestando gran atención a las calidades y elección de los productos empleados para sacarles el máximo provecho a los mismos.
La estética interior fue en la misma línea, utilizando materiales y elementos tradicionales adaptados a la época actual, creando un ambiente sereno que propiciaba lo buscado por los clientes.
Acabada la obra todos pudimos comprobar cómo se había materializado esa idea inicial deseada, una vivienda que con un sencillo planteamiento en todos sus aspectos daba como resultado un lugar donde poder descansar tranquilo y disfrutar del entorno.

¡Cuéntanos tu proyecto!

Reúnete con Arq Arquitectos

Plano de la construcción